04 maggio 2009

[salastampa] La llave del clásico se llama Messi

Da "El País" del 4 maggio 2008
di Ramon Besa.

Pep Guardiola no paró el viernes, 1 de mayo, día no lectivo, festividad del trabajo, vigilia del clásico. Partió de casa a las nueve de la mañana y no regresó hasta las nueve de la noche. Escocido todavía por determinados comentarios técnicos sobre el desarrollo del partido del martes contra el Chelsea, y especialmente alrededor del planteamiento de Guus Hiddink, al entrenador del Barcelona le preocupaba especialmente dar con la fórmula para ganar el sábado en el Bernabéu.

A partir de imágenes grabadas por sus colaboradores, Guardiola analizó con sus ayudantes el juego del Madrid hasta dar con una propuesta respetuosa con su atrevido ideario futbolístico y al mismo tiempo desestabilizadora con el equipo de Juande Ramos. La clave estaba en mover a Messi de su demarcación habitual de extremo derecho hasta la línea media como falso 9 o cuarto centrocampista. La Pulga se movió entre líneas para asociarse con Xavi e Iniesta, hasta conseguir situaciones de superioridad de tres contra dos ante Gago y Lass -marcadores individuales de los dos volantes azulgrana- y provocar la salida de los centrales madridistas, más adelantados que nunca, desbordados por la profundidad de Henry y Eto'o, siempre verticales. Querían los técnicos evitar que el rival dispusiera un antiMessi y convencieron al argentino de que jugara igual que como lo había hecho un rato en Sevilla y ante el Valencia en el Camp Nou. Los azulgrana ganaron el partido por dentro con Xavi-Messi e Iniesta y por fuera con Henry y Eto'o, sacrificado en la banda, aparentemente desconectado y, sin embargo, resolutivo en acciones como la del sexto gol.

CONTINUA

Nessun commento:

Sociable